jueves, 20 de septiembre de 2007

Ruby se vistió de rails y me dijo que si

Finalmente luego de adular y tratar con cariño a Ruby, me ha dicho que si, pero con estas condiciones:

- Primero: en la oficina, resuelves el problema de configuración de tu interfaz de red, respecto a los DNS, es que si no, es imposible que pueda pedir accesorios por internet.
- Segundo: ese policía Proxy me cae mal, no quiero verlo, resuelve eso para poder estar contigo, porque el policía ese no me deja traficar mis accesorios.

Y rápido, como buen amante deseoso, fui he hice esto:
  • - Primero: en la oficina resolví el problema de configuración de la interfaz de red y arregle los números de los DNS (configuración de red complicada medio DHCP , medio estática) tanto en Windows como en Linux.
  • - Segundo, ejecuté los siguientes comandos:
    • Windows:
      • set http_proxy=http://255.255.255.255:8080
    • Linux:
      • export http_proxy=http://255.255.255.255:8080
donde 255.255.255.255 es la dirección del proxy y 8080 el puerto correspondiente.
Como se que es un fastidio, pueden agregar ese item a las variables de entorno del sistema en Windows, y en Linux agregar la línea correspondiente en /etc/profile.

Luego ejecuté:
$> gem update --system
$> gem install rails --include-dependencies
¡y todo transcurrió muy bien! Ruby se conecto y actualizó sus gemas y descargo sus accesorios y Ruby se vistió de rails y me dijo que sí, ahora es Ruby On Rails.

Ahora debo proceder a la parte más interesante: crear un proyecto en RubyOnRails (RoR, en adelante) meterle mano y ver el resultado... ya les contaré ;)